El fiscal general del estado sigue dando tumbos

Al Fiscal General del Estado de Veracruz, Jorge Winkler Ortiz, le faltó más seriedad en su toma de decisiones, porque ha cometido tantos crímenes que se han cometido desde que asumió esa carga, hasta el 30 de diciembre de 2016, como si fuera «chunga» le Para el anuncio de un homicidio múltiple que se cometió en Minatitlán, cuitláhuac García Jiménez.
Si el mandatario está en el lugar donde está, no está presente.
Algo anda mal y muchos estamos cansados ​​del comportamiento de algunos funcionarios públicos, que actúan sin ningún respeto a la inteligencia de los veracruzanos.
Resulta que los tres funcionarios citados por la FGE declaran tener la información de Jesús N, El Lagarto, fue el autor de la masacre del 19 de abril en Minatitlán, y que si fue liberado por el juez resultado de la negligencia y la complicidad del fiscal Jorge Winckler Ortiz.
Ese fue el motivo para que Winkler mandara citar a los funcionarios, para declarar en torno a las pruebas que dicen conocer.
Es en la Fiscalía donde están los investigadores, los expertos, los sabuesos que tienen la capacidad y el conocimiento, para cumplir con la encomienda y ofrecer resultados de esos hechos que enlutaron a Veracruz.
Citar al gobernador y hacerlo público, solo tiene una intención: generar morbo y exhibir al mandatario, demostrar que tiene tanta autoridad que puede hacer eso y que lo mismo podría hacer con cualquier otro mortal que no coincida con su criterio.
Si para el Fiscal esa es una cortina de humo, no es para muchos veracruzanos, exigen que responda al cargo que recibió por el apoyo que recibió el ex gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, de quien ha sido abogado todo el tiempo.
Yunes Linares se refirió a una bancada de diputados del PAN fortalecida pero no lo que sea; La respuesta es: “Acción nacional y se le está complicando”; y dejó un fiscal que solo da tumbos en sus acciones por falta de capacidad demostrada y por su lealtad mal entendida, ex gobernador panista y que está logrando el repudio de muchos sectores. Más claro ni el agua.