El productor de Hollywood Harvey Weinstein, condenado a 23 años de prisión por delitos sexuales tras un juicio en Nueva York, dio positivo a la prueba del COVID-19, de acuerdo con medios locales.

Weinstein, que está en la cárcel Wende Correctional Facility, en el condado de Erie y cuya salud ha sufrido varios quebrantos, es uno de dos reclusos que han arrojado positivo al COVID-19, por lo que fue aislado del resto de los reos.

Según  funcionarios familiarizados con el caso, el productor se habría contagiado con el virus cuando ingresó al sistema penitenciario estatal el miércoles pasado desde Rikers Island, la cárcel municipal de Nueva York.

Según reportes, en Rikers Island también varios reclusos así como personal han arrojado positivo al virus y que habría al menos 38 contagiados.

Este sábado, la presidenta de la junta de directores de las prisiones de la ciudad, Jacqueline Sherman, envió una carta a funcionarios del estado y la ciudad pidiendo que reclusos de bajo perfil y alto nivel de contagio fueran dejados en libertad.

El alcalde de Nueva YorkBill de Blasio, informó este domingo que 23 reclusos de bajo perfil fueron puestos en libertad y que se evalúa la situación de otros 200, para prevenir más contagios que siguen creciendo en la ciudad, donde ya sobrepasan los 9 mil casos.

Weinstein, quién en su momento fue productor de cine más poderoso de Hollywood, fue condenado el pasado 11 de marzo a 23 años de prisión en Nueva York por violación y agresión sexual a dos mujeres tras un juicio que ha dado voz a sus víctimas.

El pasado 5 de marzo, día en que un jurado lo halló culpable, fue trasladado del hospital Bellevue a la prisión de Rikers, uno de los mayores y más peligrosos complejos carcelarios de Estados Unidos, tras ser sometido a una intervención quirúrgica para insertarle una férula en el corazón.