Un oficial de Policía protegió a tres niños vendedores de frituras, que quedaron en medio de una balacera, en calles del Centro Histórico, luego de que el elemento trató de detener a un presunto asaltante, que momentos antes había robado a un locatario del lugar.

El momento quedó captado en una cámara de seguridad que se encontraba cerca de la zona, en donde se puede ver al ladrón huyendo con pistola en mano, en ese momento el oficial le indica que se detenga, pero el sujeto comienza a disparar, sin importarle que hubiera menores en el lugar.

Pese a la agresión, el policía esperó a que los niños se refugiaran en un local cercano para poder repeler el ataque.

Las imágenes causaron indignación en redes sociales, pues los usuarios mostraron su indignación ante la frialdad del delincuente por disparar sin importarle herir a alguno de los niños que corrían por el lugar, asimismo internautas reconocieron el valor del elemento de seguridad, quien practicamante espero para no herir a los niños y logró detener al ladrón.

Según medios, el sujeto fue herido en la mano y calles más adelante detenido, sin embargo; hasta el momento se desconoce su estado de salud y si situación legal.