Un paciente que presentaba COVID-19 se suicidó este martes arrojándose del quinto piso del Hospital General Regional de Orizaba.

Un paciente que presentaba COVID-19 se suicidó este martes arrojándose del quinto piso del Hospital General Regional de Orizaba.

Los hechos ocurrieron alrededor de la una de la mañana, cuando un paciente varón se acercó a una ventana y se arrojó de ella hacia el área de estacionamiento.

La persona fue identificada como Ceferino “N”, de 61 años, y quién había sido trasladado de Córdoba luego de que se confirmara la enfermedad y que presentara problemas respiratorios.

El quinto piso de este hospital es el que está dedicado a la atención exclusiva de pacientes confirmados y sospechosos de COVID-19.

Hasta este momento, la institución no ha emitido comentario alguno.