Las escuelas normales que se ubica en Oaxaca, Michoacán y Chiapas se han visto convulsionadas en los días recientes en demanda de diversos rubros. La semana pasada, los normalistas de Oaxaca realizaron una serie de actos vandálicos que dañaron instituciones públicas.

En Morelia, los estudiantes demandan plazas automáticas, becas, apoyo de material didáctico y económico para mantenimiento de las ocho Normales en Michoacán, mientras que el grupo de aspirantes rechazados a esta carrera han encabezado manifestaciones en demanda de ser incluidos en las escuelas y la oportunidad de hacer nuevamente un examen de admisión.

La tensión alrededor de este sector ha traído consigo bloqueos ferroviarios por parte de egresados que, a decir de la Asociación de Industriales del Estado de Michoacán A.C. (AIEMAC), ha generado pérdidas económicas de hasta 50 millones de pesos por cada día que los normalistas obstruyen las vías del tren en el estado.

Además, acompañan sus manifestaciones con el cierre de vialidades en la ciudad de Morelia y bloqueos carreteros al interior del estado, secundados por comuneros indígenas que suelen apoyar sus demandas.

Lo mismo pasa en el estado de Oaxaca, entidad en donde normalistas han bloqueado avenidas principales en la capital y vandalizado instalaciones instituciones como rechazo a la aplicación del examen de admisión de manera virtual, pues afirman que no todos los estudiantes cuentan con recursos para la compra de una laptop y no todos los estudiantes tienen servicio a internet. Por ello han pedido a las autoridades educativas que les den respuestas a sus demandas.

RECHAZADOS PIDEN UN LUGAR

Además de los normalistas egresados de las Normales, los jóvenes aspirantes a un lugar en las instituciones educativas que no fueron aceptados tras el examen de admisión, son los que más se han movilizado en Morelia, pues junto con padres de familia han denunciado una serie de irregularidades en el proceso al asegurar que los alumnos admitidos tuvieron calificaciones “impecables” comparado con años anteriores.

Este nuevo grupo de aspirantes rechazados han tomado medidas radicales como la toma de vehículos en la comunidad indígena de Cherán como medida de presión para que el proceso sea repuesto; en respuesta, la autoridad educativa reconoció inconsistencias e impugnó los resultados en cinco de las ocho Normales, pero no en la que se ubica en este municipio.

Lo mismo pasó en el estado de Chiapas, en la ciudad de Tuxtla Gutiérrez, en donde jóvenes aspirantes a estudiar en una escuela Normal han salido a manifestarse en contra de los resultados académicos, además de que han pedido a través de la toma de vehículos y bloqueos en avenidas principales, audiencia inmediata a esta petición y un “proceso limpio” en el proceso de admisión.

Mientras que en Hermosillo, Sonora, alrededor de 30 egresados de la Benemérita y Centenaria Escuela Normal del Estado, se manifestaron la semana pasada en el bulevar Rosales y Luis Encinas por tener algunas inconformidades en el Proceso de Selección para la Admisión 2020-2021.