Tras el cierre para la peatonalización de la avenida Independencia, al quinto fin de semana meseros han  triplicado la propina, según comentó José Alfredo Ortíz Licona.

“En propina la verdad era un poco bajo y a través de eso que se cerró las calles, la verdad hemos dos veces o tres veces dobleteado la propina”.

Comentó que mientras hay más clientes, es mayor la proporción de propinas, lo que beneficia a todos los trabajadores que se vieron afectados por la pandemia.

Ante los resultados, afirmó que le conviene a él y a todos sus compañeros la peatonalización de la avenida.