Ana Paola de Cosío Farías, endocrinóloga-pediatra del Hospital de Pediatría Siglo XXI y que desde marzo se encuentra en la primera línea de combate a la Covid-19, renunció al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) por “inequidad” en los bonos y la aplicación de la vacuna contra la enfermedad que causa el virus del SARS-CoV-2.
En un video que circula en redes sociales, la médica denuncia que ella sólo recibió el bono Covid una vez, pero que algunos de sus compañeros nunca lo han recibido, además de ser excluida de la lista prioritaria para vacunación.
“Ahora resulta que no aparecemos en las listas de vacunación cuando hay personal administrativo que está recibiendo la vacuna, argumentando que está a cargo de equipos covid, pero nunca se meten ni nunca están expuestos”, revela la doctora.
“Por ello he decidido renunciar, por la inequidad, por el gandallismo de las autoridades, la falta de vacunación para los que estamos en primera línea”.

De Cosío Farías también acusó a sus superiores de amenazarla de abandono de trabajo, por sugerir que el personal vacunado sea el médico, los que están al frente de la pandemia.