Por. José Prigadaá

Martínez de las Torre

Personal del área blanca de la clínica número del Instituto Mexicano del Seguro Social, denunciaron que la dirección general, a cargo del doctor Alejandro de la Barreda, privilegio a empleados de esa institución para que fueran vacunados contra el covid-19 dejando fuera a médicos y enfermeras.

Cabe señalar que el día 12 de enero llegó a ese hospital 300 vacunas, de las cuales 215 fueron aplicadas el 13 de enero y 85 más el día 14, tarea que fue vigilada por personal de la Secretaría de la Defensa Nacional y Guardia Nacional.

Señalan los médicos que dentro de este esquema fueron privilegiados hasta algunos cocineros y empleados del área de nutrición, así como también doctores que no tienen roce alguno con enfermos de covid-19.

Aclararon los quejosos que solicitaron al doctor Alejandro de la Barreda, que las vacunas que sobraron fueran aplicadas al personal del área blanca que si se lo mereciera por su contacto con pacientes con Sars-Cov-2, por su edad y por sus enfermedades crónica-degenerativas.