Poza Rica, Ver.- La creación de un cuota complementaria al impuesto especial sobre producción y servicios de las gasolinas, ha traído como consecuencia que el precio del combustible baje o se incremente de un día para otro, dependiendo de las ventas. Este viernes el precio de las gasolinas y el diésel en esta ciudad rebasó los 20 pesos.

En algunas estaciones el costo era un poco menor pero la situación preocupa a los automovilistas porque justamente en enero de este año, la SHCP creó la llamada “cuota complementaria” contemplada en el artículo segundo, fracción 1, de la ley del IEPS, con la que pretende recaudar recursos ante una posible caída de las ventas, algo que, con frecuencia, ha ocurrido durante la pandemia.

Aunque la Secretaría de Hacienda aclara que no se trata precisamente de una tasa adicional o sobretasa, el costo de la gasolina sí puede elevarse y significar una afectación al bolsillo de los automovilistas. Tan sólo este viernes, trabajadores del volante, que representan uno de los sectores más afectados, exigieron al gobierno federal cumplir con su promesa de campaña de no subir la gasolina.

“Por una parte nos hacen creer que no suben ellos la gasolina, pero crean un impuesto más y eso eleva el precio, y es lo mismo”, denunció el señor Alberto Vázquez, chofer de taxi colectivo.

Uno de los motivos por los cuales la Secretaría de Hacienda consideró “oportuno” aplicar cuotas complementarias es la baja venta que se registró en 2020 con motivo de la disminución de movilidad decretada por el gobierno federal por la pandemia. Para el ejercicio 2021, la SHCP busca obtener más ingresos con la aplicación de esta cuota.