En esta ciudad y Puerto de Veracruz, de donde era originario el Mayor médico militar, Gumaro Acosta Peña, se le dio el último adiós con un homenaje después de haber fallecido en cumplimiento de su deber el pasado domingo cuando se desplomó un Jet de la Fuerza Aérea Mexicanos de la Sedena cerca del Aeropuerto de “El Lencero”, municipio de Emiliano Zapata.

Familiares, amigos y personal de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), estuvieron presentes en las inmediaciones de la funeraria ubicada en avenida 20 de noviembre con Simón Bolívar, para despedirse del Mayor, quien tenía ya 23 años activo.

Se hizo una guardia de honor y de cuerpo presente, donde también se expuso una pequeña remembranza de su trayectoria al médico de 40 años de edad quien dejó dos hijos y su esposa presente en la ceremonia.

Actualmente estaba comisionado en las acciones de atención por la pandemia del COVID-19 en la Ciudad de México, cumpliendo ya un año con esa labor sin poder ver de manera normal a su familia, y mucho menos a su madre y hermano.

“Causó alta en el Ejército Mexicano en la Escuela Médico Militar el 8 de agosto del año 2000, como soldado auxiliar en administración; posteriormente con fecha 1 de septiembre de 2001, ingresó como cadete a la Escuela Médico Militar, graduándose con éxito el primero de septiembre del año 2007”.

“Demostró en todo momento, competencia profesional y celo en el cumplimiento de sus deberes”, recalcando ello durante las acciones que logró estando en vida.

Al término del homenaje se dirigieron al panteón Jardín de este municipio, donde finalmente se dio cristiana sepultura.