Ozuluama, Ver.- Las afectaciones económicas generadas por la pandemia del COVID-19, siguen dañando al comercio, a vendedores que regularmente se establecían en mercados de diversos municipios del norte de Veracruz; ahora salen a buscar clientes a comunidades y ejidos retirados.

Bonifacio Cervantes Martínez, residente de Chinampa de Gorostiza, que se ha dedicado al comercio en tianguis y mercados rodantes desde hace más de 9 años, manifestó que tendrán que aplicar restricciones sanitarias en la zona rural para comercializar sus productos en esos sitios.

Manifestó que en su caso durante la semana recorría entre seis y siete mercados ubicados en municipios como: Ozuluama, Naranjos Amatlán, Tamalín, Chinampa, y Tamiahua, entre otros; pero con la pandemia se empezaron a poner muchas restricciones.

Detalló que el caso más complicado fue en Tamiahua, donde les prohibieron ingresar al municipio, y ya desde la entrada había policías, y gente de Protección Civil que no te dejaba pasar, esto para evitar el aumento del COVID-19.

Refirió que muchos de esos compañeros pensaron que esto iba a ser solamente una pasadita, y esperaron sin buscar otras opciones.

Destacó que en su caso comenzó a viajar a ejidos de los municipios para establecer puntos de venta, y comenzar a buscar otras opciones.

Lo cual no sucedió con muchos de sus compañeros, que buscando recuperar y estar siempre en los puntos de venta seguros, se quedaron sin opciones y cuando trataron de salir a los ejidos, algunos lugares ya estaban ocupados por otros vendedores.

Dijo por ello que ahora solamente trabaja de sábado a martes, para reducir el gasto de gasolina al referir que invierte entre 600 y 700 pesos diarios, ya que carga la camioneta con diversa mercancía de abarrotes, frutas, verduras y otros productos.

Indicó que ha sido de esta forma como ha podido sortear el periodo de la pandemia, agregando que de esta manera también ayuda a los pobladores de estas comunidades, para que no acudan a las ciudades o sitios donde hay mayor concentración de gente, y pueden exponerse a los contagios.