El último reporte de cuatro personas que hoy están desaparecidas en el estudio South Siders. Adriana, una chica de 22 años, allí se haría un tatuaje; Raúl, de 19, también acudió a una cita para retocarse un sol sobre su pecho y pidió a su hermano Moisés, de 17, que lo acompañara.

Adriana, Raúl y Moisés estuvieron en ese estudio, ubicado en el municipio de Orizaba, la tarde de este 30 de marzo. Fueron atendidos por el tatuador y dueño del lugar, José Rogelio Vázquez, de 35 años y posteriormente sus rastros desaparecieron. Hoy son buscados por sus familiares con desesperación pues temen que hayan sido privados de su libertad por algún grupo criminal.

El último reporte de cuatro personas que hoy están desaparecidas en el estudio South Siders. Adriana, una chica de 22 años, allí se haría un tatuaje; Raúl, de 19, también acudió a una cita para retocarse un sol sobre su pecho y pidió a su hermano Moisés, de 17, que lo acompañara.

Adriana, Raúl y Moisés estuvieron en ese estudio, ubicado en el municipio de Orizaba, la tarde de este 30 de marzo. Fueron atendidos por el tatuador y dueño del lugar, José Rogelio Vázquez, de 35 años y posteriormente sus rastros desaparecieron. Hoy son buscados por sus familiares con desesperación pues temen que hayan sido privados de su libertad por algún grupo criminal.

El último reporte de cuatro personas que hoy están desaparecidas en el estudio South Siders. Adriana, una chica de 22 años, allí se haría un tatuaje; Raúl, de 19, también acudió a una cita para retocarse un sol sobre su pecho y pidió a su hermano Moisés, de 17, que lo acompañara.

Adriana, Raúl y Moisés estuvieron en ese estudio, ubicado en el municipio de Orizaba, la tarde de este 30 de marzo. Fueron atendidos por el tatuador y dueño del lugar, José Rogelio Vázquez, de 35 años y posteriormente sus rastros desaparecieron. Hoy son buscados por sus familiares con desesperación pues temen que hayan sido privados de su libertad por algún grupo criminal.