Elementos de la Secretaría de Seguridad Pública aseguraron a ocho personas de origen
centroamericano que viajaban en un camión de Autobuses de Oriente y pretendían llegar al norte del
país en busca de cruzar la frontera.

Presuntamente, los viajeros se habrían quedado sin dinero, por lo cual fueron ellos mismos quienes se
acercaron a los agentes para solicitar ayuda y estos los pusieron bajo su custodia.
Según los datos obtenidos, se trata de ocho personas originarias de los países de Guatemala y
Honduras entre ellos un hombre, así como tres mujeres y tres menores de 5,5 y 3 años de edad
respectivamente.
Todos ellos llegaron en un camión hasta la central de autobuses de primera clase en la avenida Salvador
Díaz Mirón de este puerto, donde acudieron a los agentes para plantearles la situación que pasaban.
Policías Estatales de inmediato pusieron bajo su resguardo a las personas identificadas como Marcos de
42 años, Lidia de 30 años, María de 36 años, Daril de 24 años y Dalila de 23 años de edad.
Todos ellos junto con los menores de identidad resguardada fueron trasladados a la base de la Policía
Estatal en Boca del Río, en donde se les brindó de forma inmediata asistencia médica, así como
rehidratación y alimento.
Finalmente los elementos de la SSP dieron parte al Instituto Nacional de Migración, mismo que
posteriormente se hizo cargo de los migrantes, los cuales fueron llevados al centro de atención ubicado
en la Avenida 5 de Mayo y Lerdo de Tejada en el Centro de este puerto.