Por la pandemia que lleva ya cerca de dos años, el gremio de taxistas resintió de manera sensible la disminución de servicios en la zona conurbada Veracruz-Boca del Río, reduciéndose el trabajo hasta en un 80 por ciento.

De acuerdo al presidente adjunto del Servicio de Taxis de la Central de Autobuses en Veracruz (Sertacaver), Raúl Mendoza Alducin, el impacto económico fue severo al tener esta baja de atención a usuarios, parando de hecho varias unidades pro meses.

Sin embargo, señala que afortunadamente en las últimas fechas se ha mejorado en ello, recuperándose un 50 por ciento de lo que se había tenido como afectación.

“Mira, fue casi un 80% sino es que un poquito más cuando inició lo de la pandemia qué dijeron se iba a parar todo esto, pegó bastante porque fueron cerrando negocios, y de ahí fue aumentando”.

Para la temporada de Día de Muertos no consideran se tenga algún repunte, ya que es seguro que las autoridades restrinjan los panteones, y ocasionará que la gente básicamente no salga de sus casas.